by Peter Wolter 22. Februar 2020

Limite o evite beber alcohol mientras toma estos medicamentos

Los efectos secundarios de los analgésicos pueden incluir:

Estreñimiento, somnolencia, mareos, malestar estomacal, zumbido en los oídos, picor o erupción en la piel, sequedad de boca

Precauciones analgésicas

Informe a su médico sobre todas las condiciones médicas que tenga antes de tomar un analgésico.

Los niños no deben tomar aspirina porque puede ocurrir una afección grave conocida como síndrome de Reye.

Tomar grandes cantidades de Tylenol puede dañar su hígado. No tome más de tres gramos (aproximadamente seis píldoras extrafuertes o nueve píldoras normales) al día.

Los AINE pueden aumentar su riesgo de hemorragia estomacal, ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. Hable con su médico sobre estos riesgos.

Si toma un opioide durante mucho tiempo, podría desarrollar dependencia a medida que su cuerpo se acostumbre al medicamento. Algunas personas también se vuelven adictas a los opioides. Hable con su médico si esto le preocupa.

Cuando empiece a tomar un opioide, es posible que deba evitar conducir, o realizar otras tareas que requieran estar alerta, hasta que sepa cómo reacciona al medicamento.

Informe a su médico sobre todos los medicamentos recetados, sin receta, ilegales, recreativos, herbales, nutricionales o dietéticos que esté tomando antes de comenzar con un analgésico.

Siga cuidadosamente las instrucciones en su receta o en la etiqueta del paquete. No tome más medicamento de lo recomendado.

Si sospecha una sobredosis de un analgésico, comuníquese de inmediato con un centro de control de intoxicaciones o la sala de emergencias.

Puede ponerse en contacto con un centro de control de intoxicaciones al 800-222-1222.

Analgésicos y alcohol

El alcohol puede empeorar ciertos efectos secundarios de los analgésicos.

Evite beber alcohol mientras toma estos medicamentos, especialmente analgésicos que contienen acetaminofén.

Analgésicos y embarazo

Informe a su médico si está embarazada, podría quedar embarazada o está amamantando a un bebé antes de tomar un analgésico.

Tendrá que discutir los riesgos y beneficios de tomar el medicamento con su médico.

¡Suscríbase a nuestro boletín de noticias sobre el dolor crónico!

Fuentes editoriales y verificación de hechos

Analgésicos, MedlinePlus. Analgésicos, Arthritis Foundation. Analgésicos de venta libre, MedlinePlus. Muestra menos

Esta clase de medicamentos puede ser una parte importante de un plan de tratamiento para la diabetes tipo 2.

Las sulfonilureas son un grupo de medicamentos que se utilizan para tratar la diabetes tipo 2.

Con la diabetes tipo 2, el cuerpo no usa la hormona insulina correctamente, lo que lleva a niveles elevados de azúcar en sangre (glucosa).

Las primeras sulfonilureas se desarrollaron en la década de 1950.

Los medicamentos actúan aumentando la liberación de insulina del páncreas.

Las sulfonilureas son solo una parte de un plan de tratamiento para la diabetes tipo 2, que también debe incluir dieta y ejercicio para ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre.

La ingesta de sulfonilureas, junto con la adopción de un estilo de vida saludable, puede reducir el riesgo de desarrollar complicaciones graves o potencialmente mortales de la diabetes, que pueden incluir enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, daño a los nervios, problemas renales o problemas oculares.

Sulfonilureas comunes

Algunas sulfonilureas comúnmente recetadas incluyen:

DiaBeta, Glynase o Micronase (gliburida o glibenclamida) Amaryl (glimepirida) Diabinese (clorpropamida) Glucotrol (glipizida) Tolinase (tolazamida) Tolbutamida

Las sulfonilureas a menudo se toman en combinación con otros medicamentos, especialmente el fármaco metformina.

Efectos secundarios de las sulfonilureas

Los efectos secundarios de las sulfonilureas pueden incluir:

Signos de niveles bajos de azúcar en sangre, como sudoración, mareos, confusión o nerviosismo, aumento de peso, reacciones en la piel, malestar estomacal, orina de color oscuro

Precauciones con la sulfonilurea

Las personas con diabetes tipo 1 o cetoacidosis diabética no deben tomar sulfonilureas (una afección peligrosa que puede ocurrir si no se trata el nivel alto de azúcar en sangre).

Es posible que las personas con problemas de hígado o riñón no puedan tomar sulfonilureas. Hable con su médico si esto le preocupa.

Algunas sulfonilureas pueden hacer que su piel sea más sensible a la luz solar. Evite la exposición innecesaria al sol y use protector solar y ropa protectora cuando esté al aire libre.

Las sulfonilureas suelen provocar cambios en los niveles de azúcar en sangre. Debe conocer los síntomas de niveles altos y bajos de azúcar en sangre y qué hacer si los experimenta.

Algunos medicamentos orales para la diabetes pueden aumentar su riesgo de problemas cardíacos graves.

No tratar su diabetes puede dañar su corazón y otros órganos. Hable con su médico sobre estos riesgos.

Es probable que su médico quiera controlar sus niveles de azúcar en la sangre y en la orina con frecuencia mientras toma una sulfonilurea. Asista a todas las citas con el consultorio y el laboratorio de su médico.

Considere usar un brazalete de identificación para diabéticos para asegurarse de recibir el tratamiento adecuado en caso de una emergencia.

Informe a su proveedor de atención médica que está tomando una sulfonilurea antes de someterse a cualquier tipo de procedimiento médico, incluido un procedimiento dental.

Informe a su médico sobre todos los medicamentos recetados, sin receta, ilegales, recreativos, herbales, nutricionales o dietéticos que esté tomando antes de comenzar con una sulfonilurea.

Sulfonilureas y alcohol

El alcohol puede empeorar ciertos efectos secundarios de las sulfonilureas.

Limite o evite beber alcohol mientras toma estos medicamentos.

Sulfonilureas y embarazo

Informe a su médico si está embarazada o podría quedar embarazada mientras toma una sulfonilurea.

No se sabe si estos medicamentos son seguros para usar durante el embarazo.

Además, hable con su proveedor de atención médica antes de tomar sulfonilureas si está amamantando.

¡Suscríbase a nuestro boletín informativo sobre la diabetes!

Fuentes editoriales y verificación de hechos

Agentes de sulfonilurea: „Agentes hipoglucemiantes orales“, Joslin Diabetes Center. Sulfonilureas, MedlinePlus. Muestra menos

La anemia de células falciformes pertenece a un grupo de trastornos sanguíneos hereditarios caracterizados por hemoglobina defectuosa, la molécula de proteína en los glóbulos rojos que transporta oxígeno desde los pulmones a los tejidos del cuerpo. Es la forma más grave de anemia de células falciformes.

Los glóbulos rojos que contienen hemoglobina normal tienen forma de disco y son flexibles, por lo que se mueven fácilmente a través de los vasos sanguíneos grandes y pequeños. Las personas con anemia de células falciformes heredan un gen de hemoglobina S defectuoso que puede provocar la formación de cadenas rígidas de proteínas dentro de los glóbulos rojos. Esto hace que las células adquieran la forma de una hoz, la herramienta agrícola con una hoja semicircular como una luna creciente, que da nombre tanto a las células como a la enfermedad.

Estas células en forma de hoz no son flexibles y pueden adherirse a las paredes de los vasos, causando inflamación en los vasos sanguíneos y obstrucciones que pueden detener o ralentizar el flujo de sangre.

Además, debido a que estas células falciformes no pueden cambiar de forma fácilmente, tienden a romperse y, a diferencia de las células sanguíneas normales que viven entre tres y cuatro meses, las células falciformes duran solo de 10 a 20 días.

El cuerpo, que siempre está produciendo nuevos glóbulos rojos para reemplazar las células viejas, puede tener problemas para mantenerse al día con la rapidez con la que se destruyen las células. Esto conduce a una escasez general de glóbulos rojos en el cuerpo y, en consecuencia, a anemia.

Además de la anemia, la enfermedad puede causar otros problemas de salud, como infecciones, derrames cerebrales y enfermedades renales. Estos problemas de salud pueden ser a largo plazo y pueden reducir la esperanza de vida.

Signos y síntomas de la anemia de células falciformes

El dolor y la fatiga son síntomas destacados de este trastorno. La fatiga es el resultado de la anemia o de una deficiencia de glóbulos rojos sanos. El grado de anemia varía entre individuos.

Los síntomas relacionados con la anemia pueden incluir los siguientes: Piel más pálida de lo normal Piel, ojos o boca amarillentos (ictericia) Dificultad para concentrarse Falta de aliento, especialmente durante el ejercicio Orina de color oscuro Fiebre Debilidad Mareos Confusión Incapacidad para realizar actividad física Bazo e hígado agrandados Aumento de la frecuencia cardíaca Soplo cardíaco Aunque la enfermedad está presente al nacer , la mayoría de los recién nacidos no experimentan problemas de inmediato. Según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI), los síntomas de la anemia de células falciformes suelen comenzar después del quinto o sexto mes de vida. Esto es cuando el nivel de hemoglobina fetal de un bebé, que protege a los glóbulos rojos de la anemia falciforme, comienza a disminuir.

Los primeros síntomas comunes incluyen los siguientes:

Ictericia Fatiga Molestia Hinchazón dolorosa de pies y manos (conocida como dactilitis) Infecciones frecuentes, especialmente neumonía Otro síntoma importante de la anemia de células falciformes son los episodios periódicos de dolor, conocidos como crisis de células falciformes. Durante estos eventos, los glóbulos rojos en forma de hoz bloquean el flujo sanguíneo a las extremidades y órganos. Según la Clínica Mayo, el dolor varía en intensidad y puede durar desde unas pocas horas hasta unas pocas semanas. Algunas personas tienen solo unas pocas crisis de dolor al año. Otros pueden experimentar una docena o más cada año. Más sobre la salud de los afroamericanos

#BlackHealthFacts IMPORTA

Aprende más

La gravedad de los síntomas varía de persona a persona y cambia con el tiempo. Algunas personas tienen síntomas leves, mientras que otras requieren hospitalizaciones frecuentes para tratar síntomas y complicaciones más graves.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), debe buscar ayuda médica de inmediato si experimenta alguno de los siguientes síntomas: Fiebre superior a 101 grados F Dificultad para respirar Dolor en el pecho Inflamación del abdomen Dolor de cabeza severo Debilidad repentina o pérdida de la sensibilidad y el movimiento Convulsiones Erección dolorosa del cuerpo pene que dura más de cuatro horas

Causas y factores de riesgo de la anemia de células falciformes

Para tener anemia de células falciformes, una persona debe heredar dos genes de hemoglobina falciforme, uno de cada padre. Las personas con el rasgo de células falciformes (lo que significa que heredaron solo un gen de la hemoglobina falciforme) generalmente no tienen síntomas de la enfermedad de células falciformes, pero pueden transmitir el gen de la hemoglobina falciforme a sus hijos.

Tener antecedentes familiares de anemia de células falciformes aumenta el riesgo de contraer la enfermedad.

La anemia de células falciformes es más común en ciertos grupos. En los Estados Unidos, la anemia de células falciformes es más frecuente entre los afroamericanos.

¿Cómo se diagnostica la anemia de células falciformes?

La anemia de células falciformes se diagnostica mediante análisis de sangre.

Un análisis de sangre demostrará las siguientes situaciones:

Tu hemoglobina es normal. Tiene anemia de células falciformes u otra enfermedad de células falciformes. Tiene el rasgo de células falciformes (lo que significa que es portador de la enfermedad).

En los Estados Unidos, todos los recién nacidos se someten a pruebas de detección del estado de células falciformes. El diagnóstico temprano es importante para prevenir mejor las complicaciones.

Según el NHLBI, los médicos también pueden diagnosticar la anemia de células falciformes antes de que nazca un bebé mediante un examen prenatal, utilizando una muestra de líquido amniótico o tejido extraído de la placenta. Esta prueba se puede realizar desde las 8 a 10 semanas de embarazo.

Pronóstico de la anemia de células falciformes

La anemia de células falciformes empeora con el tiempo, pero los tratamientos pueden prevenir complicaciones y prolongar la vida de quienes la padecen. Según la Clínica Cleveland, las personas que tienen anemia de células falciformes tienen una esperanza de vida reducida. Si bien algunas personas pueden permanecer sin síntomas durante años, es posible que algunas no sobrevivan más allá de la infancia o la primera infancia. Sin embargo, los nuevos tratamientos están mejorando la esperanza de vida y la calidad de vida de las personas con anemia falciforme. Hace tan solo 50 años, casi el 15 por ciento de los niños que nacían con anemia de células falciformes murieron antes de los 2 años, y muchos más murieron en la adolescencia, según el NHLBI. Según un estudio publicado en noviembre de 2019 en JAMA Network Open, la tasa de mortalidad de bebés y niños con anemia de células falciformes en los Estados Unidos ha disminuido debido a las pruebas de detección de recién nacidos, las vacunas, el uso de antibióticos para prevenir infecciones y el uso del fármaco hidroxiurea. (Droxia, Hydrea, Siklos). Hoy en día, según la Clínica Cleveland, las personas con anemia de células falciformes pueden sobrevivir hasta los cincuenta y más con un manejo óptimo de su enfermedad.

Duración de la anemia de células falciformes

La anemia de células falciformes es generalmente una afección de por vida y la única cura es un trasplante de sangre o médula ósea (también llamado trasplante de células madre). Según los CDC, estos trasplantes se limitan a niños con casos graves de la enfermedad que han experimentado un daño mínimo en los órganos. Los trasplantes de células madre son más riesgosos en los adultos. Según Be the Match, un registro de médula ósea, los adultos con anemia drepanocítica grave pueden recibir un trasplante de médula ósea solo si se unen a un ensayo clínico. Sin embargo, los investigadores están buscando nuevas formas de ayudar a más personas que tienen anemia de células falciformes a recibir un trasplante, incluidas técnicas de trasplante de sangre y médula ósea para niños y adultos que no pueden encontrar un donante compatible en la familia. Los investigadores, incluidos los del NHLBI, también están explorando formas en que las terapias genéticas podrían conducir a nuevos tratamientos o una cura.

Opciones de tratamiento y medicación para la anemia de células falciformes

El tratamiento de la anemia de células falciformes y sus síntomas incluye estas opciones:

Penicilina diaria para niños para prevenir posibles infecciones relacionadas Vacunas de rutina para prevenir posibles infecciones Medicamento hidroxiurea, que ayuda a prevenir la formación de células falciformes en los glóbulos rojos y mejora la anemia Voxelotor (Oxbryta), un medicamento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en 2019 para tratar la anemia falciforme enfermedad Crizanlizumab (Adakveo), un medicamento administrado por vía intravenosa en una vena y aprobado en 2019 por la FDA para las crisis de dolor Polvo oral de L-glutamina (Endari), un medicamento aprobado por la FDA para ayudar a reducir las complicaciones agudas de la anemia de células falciformes Medicamentos para aliviar el dolor, incluyendo narcóticos Transfusiones de sangre para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular y otras complicaciones Medidas de estilo de vida, incluido beber mucha agua y evitar el esfuerzo físico extremo El manejo del dolor puede ser un desafío para las personas con anemia de células falciformes. Si bien la investigación es reseñas de idealica limitada, existe alguna evidencia de que las personas podrían beneficiarse de las intervenciones no farmacológicas para el dolor. En junio de 2020, la Sociedad Estadounidense de Hematología (ASH) publicó pautas de tratamiento para el dolor de la anemia falciforme en Blood Advances. El panel de ASH recomendó masajes, yoga, estimulación nerviosa eléctrica transcutánea, realidad virtual y relajación audiovisual guiada, además del manejo farmacológico estándar para el tratamiento del dolor agudo. Además, un estudio publicado en marzo de 2020 en la revista Complementary Therapies in Medicine sugiere que la acupuntura puede ser una terapia complementaria útil para el manejo del dolor en niños con anemia de células falciformes.

Destacados

Tratamientos para la anemia, complicaciones de la anemia

Una caída pronunciada en las tasas de vacunación infantil es una nueva preocupación pandémica

12 reglas probadas para prevenir la deshidratación

Prevención de la anemia de células falciformes

No existe una forma conocida de prevenir la anemia de células falciformes. Sin embargo, puede averiguar si es portador de la mutación genética mediante un simple análisis de sangre. Si no tiene anemia de células falciformes, pero algunos miembros de su familia la padecen, es posible que haya heredado un gen de células falciformes; esto se conoce como rasgo de células falciformes. Si es portador del gen, aumentan sus posibilidades de tener un hijo con la enfermedad o el rasgo de células falciformes.

Para nacer con anemia de células falciformes, un niño debe heredar dos mutaciones del gen de células falciformes, una de cada padre.

Si usted es portador del gen mutado y su pareja es portador del gen mutado, existe una probabilidad de 1 en 4 de que su hijo tenga anemia de células falciformes.

Categories: Blog

Tags: